¿Impresión 3D?

De Biblioteca de impresión 3D - Mec3d
Saltar a: navegación, buscar

Impresión 3D es un término global que incluye prácticamente todas las tecnologías de manufactura aditiva. No es el término más correcto, pero es el que más fue aceptado por su analogía con la impresión 2D. En este sentido, el término impresión 3D trata de demostrar que basta con oprimir el botón "print", para que aquello que solo existía en la computadora, sea convertido en un objeto tangible, tal como los textos son impresos por una impresora tradicional y podemos hacer uso de ellos en el mundo real.

La impresión 3D pretende ser el nuevo paradigma de fabricación, desplazando casi por completo cualquier otra tecnología de fabricación, puesto que, con la máquina adecuada, es posible crear practicamente cualquier objeto; o por lo menos eso es lo que los visionarios pretenden. Ha llegado a ser tanta la investigación y avance en el campo de impresión 3D, que se han logrado imprimir desde objetos tan pequeños que solo pueden ser vistos en un microscopio hasta casas completas. Se han impreso partes funcionales para motores de propulsión de cohetes[1] hasta órganos humanos[2] y filetes de res comestibles.[3]

La impresión 3D no es nueva, sus orígenes se remontan a la década de los 80's, en los Estados Unidos, sin embargo, ha tenido un resurgimiento y "democratización" sin precedentes desde el año 2004 a la fecha. Para ponerlo en perspectiva, en la década de los 90's, solo grandes compañías como los principales fabricantes automotrices (Ford, GM, Chrysler) podían acceder a esta tecnología, ya que la barrera económica de entrada era muy alta, con inversiones mínimas de cientos de miles de dólares por máquina. Por el contrario, después del vencimiento de patentes claves en el año 2004, de la "popularización" del movimiento "open source" y del éxito de la plataforma de prototipado electrónico Arduino[4], se ha visto un decenso de precios tan drástico, que en la actualidad (enero 2016) es posible comprar impresoras 3D por menos de $200 USD. El impacto de la democratización ha sido tan grande, que esta tecnología ya no es exclusiva de personas o entidades con grandes capitales, siendo un hecho que casi cualquier persona que lo pretenda puede acceder a una máquina o requerir un servicio de impresión[5] de bajo costo aún sin poseer un equipo.

Tecnología
Es muy fácil caer en el error de creer que la impresión 3D está basada en la impresión 2D, o que la impresión 3D implica solo la fabricación con plásticos. Ambos son errores comunes debido a la falta de conocimiento y distribución de conocimiento superficial en los medios de comunicación, pero son fácilmente corregidos con un poco de lectura. El hecho es que la impresión 3D, como término global, abarca más de 10 tecnologías de manufactura aditiva claramente diferenciables y más de 20 si consideramos adaptaciones especiales por sus creadores para evitar problemas de patentes. Las 10 tecnologías más sobresalientes son:

-Fabricación por filamento fundido
-Estereolitografía
-Sinterizado laser
-Sinterizado por rayo de electrones
-Fabricación de objetos laminados
-Manufactura de metal directa
-Fabricación de Yeso a todo color
-Inyección de aglutinante
-Inyección de material
-Bio impresión